Pozo sin fondo el árbitro electoral en Tlaxcala

  • Pedro Morales
Aquí Xicohténcatl…

 

Una mala señal de lo que se avecina es la que ha dado hasta el momento el Instituto Tlaxcalteca de Elecciones (ITE), a menos de un año de distancia de la celebración del proceso electoral federal y estatal, al no meter en cintura a los entes que realizan actos anticipados de campaña.                           

Aspirantes a gobernador ya se muestran senadores y senadoras, a diputadas y diputados federales, diputadas y diputados locales y hasta alcaldesas y presidentes municipales ya se dieron cuenta de la inoperancia del ITE, en cuanto hace a meter en cintura a quien descaradamente utiliza los recursos del estado para promover su imagen.

Ha transcurrido un mes de que un instituto político señalo a dos diputados locales y es la hora en que ni siquiera se le ha podido entregar una notificación a una diputada presuntamente infractora.

No la encuentran.

Los y las consejeras del ITE mantienen una ya preocupante falta de información, en un área de Comunicación Social que es operada sin cumplir eficientemente el cometido de servir como enlace entre el instituto y la sociedad.

En su necedad, consejeros y consejeras no entienden que ya de nada sirve la supuesta protección que en su momento les bridó un ex poderoso medio impreso local, que convirtió a sus reporteros en jefes de prensa donde ganan todos.

La ayuda y compromiso era y es emplear a uno de sus ex reporteros  para lograr el control de los medios y de los “chicos y chicas de la prensa”, como les llaman y evitar golpeteo o “periodicazos”, eso si con un multimillonario convenio de publicidad de por medio y la chamba asegurada para el jefazo o jefaza de prensa.

Pero mientras esto sigue ocurriendo, tenemos que en la moderna historia electoral se tiran cientos de millones de pesos por mantener a dos árbitros electorales INE e ITE en Tlaxcala, en tiempos donde no se registra ninguna elección, como lo es este 2020.

Y el Congreso de Tlaxcala, menos atiende las exigencias para desaparecer al ITE, porque a final de cuentas representa un gasto y la historia registra que no todo ha sido blanco y puro, de tal suerte que tenemos:

Todo empezó durante la contienda entre Alfonso Sánchez Anaya (PRD) y Joaquín Cisneros (PRI), se cuenta que trajeron a un hacker capaz de manipular dos computadoras al mismo tiempo en un lugar estratégico, para cargar el resultado de manera automática e imparable. Así supuestamente le robaron la elección al priista en el último minuto, se cayó el sistema.

Durante la elección entre Héctor Ortiz (PAN) y la primera derrota de Mariano González Zarur (PRI), los creadores de los programas para poner los candados al PREP fueron contratados para evitar el triunfo del priista.

Luego vino la revancha, en la contienda de Adriana Dávila (PAN) y Mariano González (PRI) y se repitió la “operación candado”, lo que blindo al PRI y dejó fuera algo así como 80 mil votos del PAN, con los que hubiese ganado la panista.

Esta inyección invisible de votos es tan efectiva que por eso no se permite el conteo de voto por voto y casilla por casilla.

En la elección de gobernador en el 2016 entre Marco Mena (PRI) y Lorena Cuéllar Cisneros (PRD) el PREP fue convertido en Sistema de Acopio de Resultados Preliminares de la Jornada Electoral (Sarje) y que fue operado fuera de las instalaciones del ITE.

Estos antecedentes se han guardado como un secreto de Estado, pero los expertos han contado sus “hazañas” y se puede decir que en Tlaxcala las elecciones se ganan con las computadoras y no en las urnas.

Luego de las “fallas” del sistema de resultados preliminares de la jornadas electorales que generaron desconfianza de partidos políticos y la ciudadanía, algunos partidos y hasta el sector empresarial se pronunciaron por la desaparición del árbitro electoral en Tlaxcala.

Pidieron un órgano electoral nacional que se encargue de planear, organizar y validar las elecciones en los próximos años en Tlaxcala.

Incluso, el exgobernador Mariano González Zarur, fue reiterativo en su petición para que los diferentes partidos políticos con registro en el estado analizaran la desaparición del entonces IET, y recordaba que el tema de la creación del Instituto Nacional de Elecciones, estaba incluido en las propuestas del Pacto por México.

Destacaba que el IET era un órgano que trabajaba solo unos meses durante el desarrollo del proceso electoral, sin embargo contratan personal para laborar por todo el tiempo, casi sin actividades relevantes.

Por su parte, el Centro Empresarial de Tlaxcala, adherido a la Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex), también pidió en su momento la extinción del IET.

Criticó la opacidad con la que se condujo el órgano electoral en el proceso electoral y cuestionó que el IET no cumpliera con su compromiso de emitir en tiempo y forma los resultados preliminares a través del Sistema de Acopio de Resultados Preliminares de la Jornada Electoral (Sarje).

Los empresarios advertían  "no se puede estar repitiendo en cada ejercicio de elecciones locales, situaciones en donde el Instituto Electoral le queda a deber a la ciudadanía".

Definió que el árbitro electoral en Tlaxcala "no estuvo a la par de lo que la ciudadanía exige en cuestión a la transparencia de los recursos, de los resultados y todo ello crea mayor fricción; en este momento no se puede decir que el Instituto haya funcionado de acuerdo a las exigencias".

Y efectivamente, vino la presunta desaparición del Instituto Electoral de Tlaxcala, que luego de cabildeos y deliberaciones intensas solo cambió de nombre para llamarse Instituto Tlaxcalteca de Elecciones (ITE), con las mismas funciones, vicios y mañas de un árbitro electoral renaciente y con nuevos bríos.

Los salarios de los consejeros electorales fueron de amplio beneficio para los nuevos integrantes del Consejo general del ITE para quedar como sigue:

Consejera Presidenta    

sueldo base  83,271

despensa 1,938     

aguinaldo y prima vacacional 214,313 

TOTAL 299,522

Consejeros Electorales 

sueldo base  66,774

despensa  1,938    

aguinaldo y prima vacacional 171,855 

TOTAL 240,567

Secretario Ejecutivo       

sueldo base  40,353

despensa 1,938     

aguinaldo y prima vacacional 103,856 

TOTAL 146,147

En la elección del 20221 falta ver el costo de los funcionarios del INE, debido a que en esa ocasión tendremos elecciones estatales y de diputados federales, en un mismo proceso que será complicado por la pandemia mundial.

No tarda en salir a relucir que el recurso que les fue asignado va a ser insuficiente, si se toma en cuenta la inflación y hasta el precio de cada una de las boleta y demás paquetería electoral y esto como dice el dicho…”NOS VA A COSTAR UN OJO DE LA CARA”.